La fatiga crónica es una enfermedad real y seria

RedMasNoticias.com, Con AP Washington 10-02-2015 12:43

Así lo declaró este martes un grupo asesor del Gobierno norteamericano.

Numerosos pacientes han invadido el Instituto de Medicina con sus historias de años de diagnósticos erróneos o de médicos escépticos que se negaban a escucharlos. Este martes, un panel del instituto trató de redefinir el polémico trastorno al describir cinco síntomas que los médicos deben tener en cuenta al hacer un diagnóstico.

Y puesto que muchos pacientes consideran que el término "fatiga crónica" minimiza sus padecimientos, el panel propuso llamarlo enfermedad sistémica de intolerancia al esfuerzo para reflejar que el esfuerzo físico agrava los síntomas.

La gente no debería "andar vagando por el desierto durante años en busca de un diagnóstico", dijo la doctora Ellen Wright Clayton, especialista en genética y derecho, quien presidió el comité y dijo que éste "hizo un llamado claro" a los médicos a que hagan mejor su trabajo.

"No corresponde decirle al paciente 'yo también tengo fatiga crónica''', dice el informe.

Algunos grupos ya habían elegido un nombre más complejo para el trastorno: encefalomielitis miálgica/síndrome de fatiga crónica. Pero cualquiera que sea el nombre, el mal se caracteriza por una fatiga profunda y persistente -que en los casos más graves es capaz de mandar a la cama a un paciente después de una actividad tan sencilla como ir a la tienda de la esquina- que suele estar acompañada por pérdida de memoria y otros síntomas. No existe un análisis médico, por lo que el único recurso es descartar otras causas de los síntomas, ni tratamiento específico.

En 2013 el Departamento de Salud y Servicios Humanos pidió al instituto que estudie el estado del diagnóstico de fatiga crónica. El comité incluyó a dos médicos especializados en el trastorno y dos pacientes, y además recibió cientos de comentarios del público.

En su informe de este martes, el panel pidió al Departamento de Salud que establezca un protocolo para diagnosticar el trastorno por medio de los criterios propuestos, además de recomendar el cambio de nombre.

El diagnóstico requiere tres síntomas fundamentales, dijo el comité: fatiga y reducción en los niveles de actividad previos a la enfermedad que duren más de seis meses, el agravamiento provocado por el esfuerzo físico y el sueño que no resulta reparador por grande que sea la fatiga.

A estos síntomas se debe sumar al menos uno más: deterioro cognoscitivo, que se suele llamar "niebla mental", o la intolerancia ortoestática, lo cual significa que los síntomas disminuyen al acostarse, y al paciente le resulta difícil permanecer en posición erecta mucho tiempo.

Si el médico hace un buen diagnóstico, hay maneras de tratar algunos síntomas, dijo la doctora Lucinda Bateman, miembro del comité.

"Esperamos que estos criterios de diagnóstico provean un camino claro", dijo. "Es un buen comienzo".

Los miembros del comité escribirán sobre los criterios de diagnóstico en varias publicaciones especializadas, y el sitio de internet del instituto publicará una guía para médicos.

Las recomendaciones significan "un paso crucial para ayudar a los proveedores de servicios médicos a efectuar un diagnóstico serio para los que padecen esta enfermedad grave e incapacitante", dijo la doctora Nancy C. Lee, de la Oficina de Salud de la Mujer del departamento. Dijo que el gobierno estudiará las recomendaciones.