Consejos para prevenir enfermedades de inicio de año

RedMasNoticias.com, con información de Colsanitas Bogotá, D.C. 03-01-2017 08:07

La organización prestadora de servicios de salud Colsanitas ofreció a sus usuarios una serie de recomendaciones médicas para prevenir las enfermedades propias del desorden vacacional. RedMasNoticias.com retomó esta información para sus lectores.

Para estos especialistas, la temporada de fin de año es el tiempo predilecto para viajar a diferentes destinos del país, principalmente a los de tierra caliente. Por tal motivo es oportuno tener en cuenta cinco consejos para no arruinar el descanso:

1. Atento a las enfermedades transmitidas por vectores

En lugares con altura inferior a los 2.200 metros sobre el nivel mar, donde el clima es más cálido, hay enfermedades que transmiten vectores como el mosquito Aedes aegypti, portador del virus del dengue, zika y chikunguña.

Es posible evitar infectarse con alguno de esos virus. En paseos y salidas a lugares cálidos no es recomendable dejar desechos y recipientes donde pueden crearse las condiciones para que prolifere el mosquito. Asimismo, los residentes en territorios de clima cálido, deben mantener tapados los lugares y recipientes donde almacenan agua, lo mismo que lavar y cepillar semanalmente los tanques y albercas, entre otros. Tampoco debe suspenderse la aplicación del repelente de insectos.

2. Cuidar la alimentación

La intoxicación por el consumo de alimentos en mal estado y agua no potable es una de las situaciones más comunes en vacaciones. No olvidar el lavado de las frutas y verduras antes de consumirlas, estar seguros de que estén bien cocidos los alimentos; además, evitar el pescado preparado en ceviche, pues con solo el limón no quedan eliminadas ciertas bacterias que causan infecciones gastrointestinales.

Si la comida será fuera de casa, es necesario escoger lugares que brinden seguridad en las preparaciones de los alimentos, así como de sus ingredientes en caso que tener predisposición a alguno de ellos. Esta recomendación es clave para las personas que tienen alergia a algún alimento y pueden sufrir choque anafiláctico al exponerse a alimentos que contengan los alérgenos. Por esta razón, también revisa las etiquetas de los productos empaquetados para conocer su contenido o si tienen trazas.

En vacaciones también variamos la dieta para dar paso a preparaciones propias de la época de fin de año. Esto implica tener precauciones con las porciones para no comer en exceso alimentos sobre los que no hay claridad cómo los asimilará el sistema digestivo.

3. Tomar el sol con precaución

No solamente en los destinos de playa pueden recibirse más los rayos solares; en época de vacaciones la gente practica más actividades al aire libre sin importar cuál sea el clima. En ese sentido, es fundamental protegerse de los rayos solares y sus efectos.

Las recomendaciones fundamentales son: usar sombrero o gorra, gafas, ropa apropiada y bloqueador solar de un factor de protección superior a 30 FPS (factor de protección solar), sin olvidar reforzar su aplicación cada cuatro horas. También, evitar tomar el sol en las horas donde es más intenso: entre las 9:00 de la mañana y las 4:00 de la tarde. Exponerse por largo tiempo a los rayos solares sin protección puede provocar una insolación, y a la vez aumenta el riesgo de desarrollar Cáncer de piel.

Estas recomendaciones también son apropiadas para lugares que superan los 2.200 metros sobre el nivel del mar. Cuando la actividad vacacional es en lugares de mayor altura, los rayos del sol son más intensos.

4. La situación con los niños

Los niños son susceptibles a los cambios de clima y a la ingesta de alimentos en mal estado. Por esta razón es adecuado estar pendiente que las vacaciones de fin de año coinciden con la llegada de temperaturas más altas al país, lo cual contribuye a la aparición de los virus que producen la infección gastrointestinal, especialmente el rotavirus.

La infección gastrointestinal es una enfermedad prevalente en la infancia, sin embargo, pueden evitarse los factores de riesgo de contraer el virus si mantienen un buen lavado de manos, lavado de las frutas y verduras que los niños consumen y evitar la exposición de los niños con personas infectadas.

Asimismo, no pueden perderse de vista los niños en los paseos; cualquier descuido puede terminar en un accidente con consecuencias lamentables.

5. Vacunarse

Si el viaje es a destinos internacionales lo más probable es que para ingresar a ciertos países es necesario estar vacunado contra la malaria o la fiebre amarilla. Así las cosas debe ser pedida con antelación la información sobre la vacuna requerida para tener tiempo de aplicar las dosis necesarias a fin de lograr la inmunización ante ciertas enfermedades infecciosas.