Rafael Uribe aceptó cargos por muerte de Yuliana

RedMasNoticias.com Bogotá, D.C. 11-01-2017 05:28

Durante la audiencia, Rafael Uribe Noguera aceptó su responsabilidad en tres delitos: feminicidio agravado y acceso carnal agravado en concurso con secuestro simple agravado. En la diligencia estuvieron presentes los padres de la menor Yuliana Samboní, quienes escucharon el material probatorio del caso, luego de las investigaciones hechas por equipos forenses colombianos, apoyados por miembros de equipos de inteligencia de Estados Unidos.

Luego de varias horas, justo en el momento en que revelaron algunas pruebas, la madre de la víctima, Nelly Muñoz, se desmayó, por lo que la audiencia fue suspendida por un lapso de 15 minutos. Al reanudar, el juez determinó que el próximo 29 de marzo será la lectura del fallo por este caso. La pena podría ser entre 50 y 60 años de prisión para el arquitecto Rafael Uribe.

La Fiscalía cuenta con cerca de 100 pruebas entre documentos y videos que serán públicas en la audiencia. 30 pruebas forenses; entre ellas, la confirmación de que un aceite que el arquitecto había pedido a domicilio junto con cigarrillos y un encendedor, es el mismo con que estaba cubierto el cuerpo de la niña y con el cual habría intentado eliminar cualquier huella detectable. (Lea también: Fiscalía alista las pruebas contra Rafael Uribe Noguera).

La Fiscalía señaló que la prueba definitiva, con ayuda de Medicina Legal, son los rastros hallados en el cuerpo de Yuliana, los cuales pertenecen al acusado. Esta evidencia fue la última en entrar al expediente y lo hizo solo hasta que el propio acusado llamó a la fiscal para aceptar cargos.

De igual manera, los investigadores lograron recolectar 57 pruebas documentales que le servirán de sustento para pedir una pena de 60 años. La Fiscalía también cuenta con la inspección de la camioneta y del apartamento donde fueron encontrados accesorios, un zapato y algunas prendas de la pequeña Yuliana Samboní.

Dentro del expediente están las declaraciones de por lo menos cuatro testigos: unos lo vieron en el momento del secuestro en el barrio Bosque Calderón en Bogotá; otros lo vieron en el trascurso del recorrido del primer apartamento al que llevó a la menor de edad, y otros lo vieron en traslado al edificio Equus 66 donde perdió la vida la niña.

Asimismo, es clave la información encontrada en los celulares y computadores, los cuales fueron analizados por investigadores de EE. UU. que ayudan, no solo a establecer todas las personas que participaron directa o indirectamente del crimen, sino a descubrir una presunta red de prostitución. 

El informe médico indicó que Rafael Uribe Noguera estaba bajo el efecto de sustancias como drogas y alcohol luego de cometer el crimen y, de esta forma, habría intentado dilatar el proceso. (Lea también: Fiscalía inspeccionó celulares de los Uribe Noguera).

A puerta cerrada fue hecha la diligencia judicial del asesino de Yuliana Samboní, quien estuvo presente en la diligencia por medio de videoconferencia desde la cárcel La Picota, allí escuchó las imputaciones de la Fiscalía.